30/11/2006

Lo peor que me ha dicho un cliente

me lo dijeron hoy.

El proceso de lo que estamos haciendo en Ingenio involucra preguntar a clientes qué es lo que hacen, escribirlo en un formato específico y regresárselos para que ellos lo revisen y lo aprueben o pidan que hagamos correcciones.

Iba llegando a la oficina de M., una persona simpática, pero muy ocupada y que ya tiene pendientes 35 documentos de ésos, que prometió entregarnos para el lunes. Hoy estaba particularmente atrasada y atiborrada de chamba... pero yo iba de hecho a dejarle uno más de nuestros documentos. De modo que, en cuanto me ve...

M: "¡No te quiero ver ahorita, no te quiero ver, no te quiero ver!"
Yo: "...eso es lo más feo que me ha dicho un cliente... U_U'"

XP!

27/11/2006

Un fin de semana de esos que cambian las cosas.

[Post largo y con muchos detalles personales y bien subjetivos... you have been warned.]

Precondiciones: mucho trabajo; cita con la psicóloga hecha para el sábado - no sé ni qué decirle.

Gracias a la laptop, me acuesto trabajando el viernes y me levanto trabajando el sábado. Ahora aprovecho tiempos en los que antes solo estaba nervioso. Pero me tengo que bañar porque viene mi "hermanita" Teresita, de quien les he hablado antes, junto con su mamá, a que mi madre le dé un masaje. El masaje surge efecto y hay una clienta satisfecha. No platicamos mucho, aunque la visita es algo larga.

----------------------------------

Psicóloga. Ya en mi mente cruzaba la posibilidad de que este fuera el último día... los tópicos están agotados. Pero no. Vuelvo a caer en lo mismo, y se lo digo. Una vez más, lo que me preocupa es mi falta de tiempo: ese círculo vicioso del trabajo en exceso que simplemente me envuelve y me hace caer en más trabajo, porque el dinero no llega a tiempo y cuando llega, es para pagar todo lo que ya hace falta. No estoy contento... no soy productivo. "¿Esto no había sido el tema de la primera sesión?" Sí, lo fue. A la psicóloga le preocupará esta condición; esto no es cosa de juego.

Me hace crear un plan de vida. Me lo deja de tarea: nos concentramos en los obstáculos de aquello que me hace falta. "De entre lo que te gusta (metas a corto plazo), elige una sobre la que quieras trabajar." Elijo la 4, "estar con mi pareja (aunque ahorita no tengo)". Es la única que no sé ni por dónde abordar. Los obstáculos, sin embargo, a la hora de trabajarlos... resulta que tienen mucho qué ver con no poder ser resueltos por falta de tiempo, por falta de eficiencia... pero más que nada por decir que sí a demasiados trabajos, cosa que es perder-perder: trabajo mal y bajo presión; voy con demora; me pagan tarde; los clientes están insatisfechos... y yo no tengo tiempo para mí, mucho menos para una pareja.

El problema no son los clientes: es mi manera de administrarme. O de no administrarme. Ese es uno de los obstáculos: no decir que no.

Ahora el otro... ese es mucho más canijo. Tomo oportunidades porque tengo miedo de perderlas... no vaya a ser que se me pase algo. Miedo. Pero, ¿a qué? ¿Miedo a quedarme sin comer, a vivir en la miseria? No, eso no va a pasar por no tomar una alternativa y ya. Miedo... más bien falta de confianza en ello, en mí... en Dios. Sé que Dios está ahí, pero ¿qué tanto le creo a Él cuando me dice que "mira los pajarillos, vistiendo ropajes hermosos, y uds. que son mis hijos, ¿acaso no les daré?" Y, en todo caso... ¿cuánto creo realmente en mí, en que mi palabra vale y lo que decido es más fuerte que lo que me pueda venir..?

La psicóloga me mira directo a los ojos. Quiere ver la seguridad en mí. Me hace que me dé cuenta de lo descrito en el párrafo anterior. Pero... no. Es momento de decisión, y yo digo: basta. Pienso en Dios: busco mi fe en El. Ahí está. Ahí estoy de nuevo...

...mi nerviosismo, constante de todas estas semanas, ha desaparecido. Ahora, la psicóloga me cree cuando le digo que lo lograré. Todo este tiempo... todas estas semanas... y la conclusión vuelve a ser la misma de siempre. Vuelve a Dios. Vuelve al camino... ése que menosprecias porque sientes a veces que no hay cabida para lo radical o que no hay suficiente apertura... lo que no sabes es que tu vida entera, así de radical o abierta como pueda ser, cabe en él. Y si es así, al carajo, a abrazarlo... a recobrar mi seguridad, a tirar la baja autoestima por el caño, en la vida diaria.

Eso fue el sábado al mediodía. Me propuse terminar mis trabajos cuanto antes y no volver a excederme.

----------------------------------

Sábado en la tarde. No les conté, pero el jueves le chocaron la camioneta a mi papá. Gracias a Dios a ellos no les pasó nada, pero el choque se jodió la puerta lateral y ni jueves ni viernes traje carro YO, porque lo usaron ellos. Pero el sábado en la tarde recobró mi padre su camioneta y yo mi independencia de movimiento.

----------------------------------

Sábado en la noche. Salgo; había quedado de verme con Roxana, una amiga del coro, de los tiempos en que coordinaba. Roxy mide como 1.60, es bonita, güerita y tiene tez blanca y juguetona. Solía ser novia de otro querido amigo del coro... pero no más. La relación fue larga y no terminó muy bien. Platicamos en su casa; me parece raro llegar y platicar solo con ella; por lo general éramos tres.

Roxy tiene ganas de salir con sus amigos. Yo no estoy seguro de encajar muy bien con ellos; después de todo ella y sus amigos tienen alrededor de 22. No es mucha diferencia, pero aún así. Sin embargo, antes alcanzo a invitarla a cenar... algo no muy caro. Ella me muestra un sushi relativamente nuevo sobre Benito Juárez. Altamente recomendable; cumple con las tres Bs. Luego fuimos a casa de su mejor amiga, se pintaron y de ahí con otros amigos suyos. Ya eran las 11; el plan se armaba: hacer una fogata en la casa de no sé quién. Um... creo que no. La dejé con sus amigos y me fui, dejando a mi amiga disfrutando de algo que hacía mucho que no hacía. Me dio gusto este reencuentro; para ella es duro, pero está creciendo.

----------------------------------

Hoy, domingo. Despierto con una sensación rara. Despierto, de hecho, abrazándome. Son las nueve. A mediodía es la misa del aniversario de defunción del papá de Teresita, "mi hermanita", a la que nos invitó ayer. La pienso varias veces entre ir y quedarme a terminar el sitio web que tengo qué entregar y que me propuse terminar este fin. Al fin, decido ir: cierto que perderé unas dos horas de trabajo, pero es por ella y por su familia. Además, hace mucho que no voy a misa junto a mis padres.

Es mediodía y en la Parroquia de San Francisco y Santa Clara de Asís, en el Fracc. San Marcos, sale la gente de la misa anterior. El coro es excelente. Encontramos a Teresita pronto y nos hace sentarnos enfrente y a la izquierda. Los micrófonos funcionan mal, pero el padre, fraile franciscano, no tiene empacho en saltarse el cánon y presidir en el ambón... yo estoy nervioso ya: me tocará monitar en la misa de 7 en Medalla, que presidirá el Obispo.

Voy a comulgar. "Si Tú estás conmigo, ¿quién contra mí?" Vuelve la calma. Sé que tiene que salir.

Vamos saliendo del templo y una señora menuda deliberadamente bloquea mi paso. Son mis neuronas más recónditas las que me hacen abrazarla y llamarla "madrina". Es, de hecho, mi madrina de bautizo, y el gusto de verla es auténtico. Mis padrinos fueron, por decirlo así, mis protopromotores en la fe, cuando era niño y todavía no me entraba en la cabeza... Todos los años me visitaban al menos una vez, y siempre me traían algún regalo; con frecuencia éstos me hicieron conocer a San Francisco de Asís, a quien llegué a comprender (según yo).

Y hoy, esta señora menudita nos dice que padece hepatitis C, que está en un tratamiento de quimioterapia. Se va al poco rato: los bronquios no la dejan seguir hablando. Son complicaciones del tratamiento.

Allá va otro reencuentro.

Terminamos comiendo en el Lucky. De repente tengo tanta hambre... y parece que la comida nunca me había sabido tan buena.

----------------------------------

Domingo en la tarde. Regresamos. Tengo poco tiempo, aunque suficiente, creo yo. Por primera vez en mucho tiempo, efectivamente termino en tiempo. Estoy contento; le mando a Armando los resultados y me alisto para enfrentarme a Medalla. Los nervios retornan, pero es natural. Incluso tengo tiempo para entrar al Messenger y encontrarme con Claudia, mi "hermana" argentina... long time no see; para el próximo chat le pediré la webcam a mi madre.

----------------------------------

Medalla. Son las seis quince. La kermesse, como siempre. Antes de entrar a prepararme, veo que está cantando el dúo de muchachas dirigido por mi entrañable amigo Roberto, que no me ve. Afortunadamente, pronto localizo a Francia, mi compañera en el equipo de liturgia. Las "coordinadoras", Ana y Laura, están fuera de la ciudad, pero de otras misas nos han mandado a dos lectores. Yo esperaba a dos señoras: muy para mi contento, resulta que son muchachos, ella y él menores que Francia y yo.

Me toca ser recibido en una parroquia que NO luce como antes... esta es la misa de la Fiesta Patronal, en la que el Obispo bendecirá el nuevo altar, que luce impresionante. El tiempo pasa como agua y con trabajos y si logramos juntar a todas las personas necesarias para la liturgia: los lectores, los cuatro de colecta y la pareja de las ofrendas, que resultan ser los papás de Francia. Suenan las tres campanadas: ¡se supone que yo debo estar enfrente, diciendo "de pie"! Con las prisas olvido llevar una hojita dominical, lo cual me acarrea problemas a la hora del Aleluya, que se supone que debo decir yo (y había olvidado). Pero los aciertos fueron muchos más que los errores y fue una feliz misa... una misa histórica para nuestra comunidad, en la que mi Señor me concedió el gran honor de servir.

Comulgo de nuevo. "¿Sigues en lo mismo de hace rato, Fernando?" "Sí, sigo en lo mismo. Vamos a darle."

Salimos. Me quedo un rato en la kermesse; no traigo un cinco, pero mi amiga Gladys me dispara una soda y bailo un poco con ella. Regreso pronto, antes de la quema del castillo.

----------------------------------

Noche. Todo está oscuro. Iba a trabajar, pero... no; necesito cierta info antes de comenzar con el otro sitio y no quiero retrabajar. Juego un poco; Megaman me frustra un poco y la extraña combinación de teclas que hago hacen que inadvertidamente presione alt+f4 y, obvio, el emulador se cierra. Bah, otro día será.

Estaba por apagar la compu, pero tengo correo... por mero ocio checo; supongo que solo será basura.

Hay un correo que no esperaba. El reencuentro que faltaba.

Tita.

Es un correo de agradecimiento, en son de paz, sin mayores pretensiones.

Es entonces cuando me doy cuenta de que hoy acaba de cerrarse el ciclo a la perfección... me encuentro de nuevo en la posición de abril, pero con mucha más fortaleza y, esta vez, dispuesto a tomarme en serio a mí mismo... con tantos aprendizajes... y con tanta historia más. Pero no habría sido posible si Dios no hubiera querido que Tita apareciese en mi camino este año, y ella no hubiera actuado de la manera en que actuó: al descubrirse y ser ella, me encaminó a descubrirme a mí mismo.

Así que mi correo de respuesta, pues, también fue de agradecimiento, sin mayores pretensiones... si bien, si Dios quiere, algún día podríamos volver a retomar la amistad, como ya me ha sucedido y con muy buenos resultados. O no. Pero no importa... ella ya es importante en mi vida y, como tantas personas, de manera particular cada una, ya vive en un pedacito de mi corazón.

----------------------------------

Este fin de semana, pues, me reencontré con varias de estas personas. . Roxana. El coro Angelus; Francia y la liturgia (faltaron las güeras, Ana y Laura). Teresita, mi "hermana" semi-adoptada por mis papás (al punto que le preguntan, "¿por qué no nos has hablado?"). Claudia. Roberto. Mi madrina. Tita. Mi señor Dios.

Yo mismo.

Mañana comienza un gran día.

Un abrazo, querido lector, y que Dios te bendiga.

24/11/2006

Blogger de segunda y vacas pintadas

Últimamente me siento más bien un blogger de segunda.

Me permito explicarme. No me refiero precisamente a la calidad de los contenidos que genero - que no soy realmente quién para juzgarlos; más bien me baso en los siguientes factores:
  • La poca frecuencia con la que actualizo.
  • La poca interacción con otros blogs.
Son estas cosas las que (está visto) generan realmente comunidad, sobre todo cuando se refiere a contenido en línea. Las e-comunidades sobreviven de contenido frecuente, diverso, interactivo y retroalimentado. Así se van creando entes sociales, o diríamos más bien "e-sociales", si bien el elemento "e" (electrónico) viene siendo solo el medio que une y dota a la comunidad de su morfología comunicativa pero, a fin de cuentas, termina siendo eminentemente social, producto de seres humanos.

No me pregunten qué significa exactamente morfología comunicativa; me lo inventé y aparte no soy comunicólogo. Se aceptan sugerencias de definición.

Entonces, me estoy portando como blogger de segunda, sobre todo, porque no aporto lo suficiente a la comunidad. Pero como que todo el mundo tenemos nuestras etapas y yo considero que una etapa no te convierte necesariamente en eso que reflejas durante ella... son solo transiciones. (De por sí, la vida es transición; tal vez no hay estados estáticos puros en ella.)

Así que haré algo para no ser un blogger de segunda: postearé. ^_^

Que conste: esta es una opinión que solo aplico a mi persona... no es para que nadie más lo tome personal, ni nada por el estilo. U_U

---------------

El domingo pasado iba saliendo del fraccionamiento Residencias; iba por la calle María, saliendo junto al McDonalds para tomar Justo Sierra, y cuando volteo a la izquierda para ver si no viene carro...
¡Zambomba! !VACAS!
!Vacas pintadas!

Me pregunto quién me podrá decir qué onda con esto... ^_^

Aparentemente, sin embargo, las vacas (que he visto) están desplegadas a lo largo de Benito Juárez, y he oído de algún rebaño (¿así se dice en el caso de los bovinos?) alojado en los terrenos de la UABC. Solo las he podido ver al pasar, pero es mi intención detenerme y admirar todas y cada una de ellas, antes que se las lleven...

...o, según lo que he sabido, antes de que terminen de grafitearlas y tumbarles los cuernos... U_U'

Más sobre el Cow Parade: Wikipedia, el sitio oficial (donde, por cierto, no aparece Mexicali), el sitio oficial europeo.

21/11/2006

La revolución de 2006.

1810: Independencia.
1910: Revolución.


¿Qué nos toca organizar para dentro de 4 años, digo yo?
¿Nos tocará un nuevo levantamiento, como la cronología parece sugerirlo?

Pues no estaría mal. Aunque, pensándolo bien, y de preferencia, que sea sin derramamiento de sangre. Y ya de pasada, sin demagogias, sin asesinatos de estado, sin poderes detrás del poder, sin huelgas de hambre y movimientos acarreados. Eso sería revolución, hoy por hoy... usar el verdadero poder de la democracia.

Yo creo que la revolución que realmente necesitamos es la revolución del aprendizaje. Qué feliz sería si el pueblo mexicano nos rebeláramos contra las cadenas que realmente nos subyugan: las de nuestra flojera por usar nuestra inteligencia. Cultivarnos, ensanchar nuestros horizontes... y entonces sí, a movernos para adelante, ya con un criterio formado en otros ámbitos además del mundo de la farándula, el futbol y los reality shows.

Que leyéramos más libros que revistas, que absorbiéramos las noticias sabiendo que los medios no pueden evitar tener sesgo y, por lo tanto, documentarnos más... que nos importara (y entendiéramos) más la economía y la política, cosas que hoy por hoy son meros ofuscamientos, siendo que nos impactan en la vida diaria. Eso sería revolución.

------------------------------------

Por lo pronto, además de lo ya sugerido, mi mejor manera de ser patriota, independiente y revolucionario es serlo con mi propia vida:
  • Patriota, en el interés fraterno, es decir, el amor a los demás, pues la Patria no es otra cosa sino la suma de todos nosotros.
  • Independiente, en la medida en que conduzco mi propia vida, tomando cuenta de mis responsabilidades, llevándola según mis propios principios - aunque no por eso me exento de aprender de los demás.
  • Revolucionario conmigo mismo, no quedándome estancado: si bien lo normal en mí es ser evolucionario, aprendiendo y avanzando, de repente uno se queda en zonas de confort y es ahí donde hay que levantarse en armas, rebelarse contra las propias deficiencias, para superarlas.
Y, pues, para todo eso, ¿por qué me espero 4 años? Yo digo que comienzo de una vez, este y todos los días.

¿Cuál es tu revolución de 2006?

20/11/2006

Prometo regularizarme

Sgenius is back in town! Anoche llegué de Tijuana/Ensenada. El viaje fue placentero, productivo y muy interesante... lleno de anécdotas...

Acaso aproveche el día de mañana para regularizarme, y esto incluye al blog. Pero baste por ahora con decir: gracias por seguir visitando, a pesar de mi estancamiento bloguístico... el pobre bloggertren ya tiene las ruedas oxidadas; le voy a tener que dar mantenimiento XP.

Highlights de Ensenada:

  • Los días que a Rosa no se le olvidó la cámara en la casa fueron los días en los que la bahía no se veía por la niebla... U_U'
  • Puedo tomar 5 cervezas sin emborracharme ^_^
  • Alguien va a cumplir una apuesta... yo ya cumplí mi parte. [Inserte risa macabra aquí]
  • Reafirmo: no habría podido hacer nada sin mi laptop nueva. ^_^
  • Manejar en Ensenada no tiene chiste... orientarte, sí.
  • Cuando vayan, si pueden y les gusta la comida italiana, no falten a Antonellis: no está caro y es MUY bueno... aparte, ¡nos tocó buffet!
  • El AM-PM rifa para desayunar y cenar cuando no hay refrigerador en la casa en la que te quedas.
  • Para el frío, un sleeping bag, o que no te quiten las cobijas en la noche...
  • Tengo una nueva canción tema... pregúntenle al Jorge. XP
  • Cuando regresas a tu realidad y ya te sientes ajeno a ella, es posible verla con otros ojos. Hoy ha sido un día muy saludable en ese sentido: ha servido para reconocer mi nueva realidad.
  • Tengo MUUUCHOS pendientes U_U'... pero... blagh, valió la pena.
  • Rosita y Jorge son chilos; rifan. Gracias por dos buenas semanas.

17/11/2006

Ensenadeando

Otro post solo para decirles que:

El fin llegué a Ensenada y nos vamos mañana sábado, supongo que por la tarde.

Cuando llegue a casa les contaré las anécdotas...

...oh, sí, si para entonces tengo internet allá. U_U'

Porque sí, anécdotas hay muchas, y muy buenas....



No se me ha hecho verme con ningún bloguero =(... ni hablar... Hoy es el último día que tengo para eso, pero esta noche tal vez no se pueda porque... pues... hay una apuesta por cumplir. Ya les contaré ^_^

07/11/2006

Tijuaneando

Como soy exótico, decidí hacer un viaje al Oriente...
...pero como soy pobre, lo más al oriente que pude llegar fue a Tijuana, así que aquí ando. ^_^

La verdad es que somos Rosa Isela (de quien ya he hablado antes), Jorge y yo quienes hemos venido. El proyecto que estamos desarrollando en Ingenio nos ha remitido a inspeccionar los campus Tijuana y Ensenada de CETYS Universidad, por lo que estamos por lo pronto instalados en la biblioteca del campus Tijuana; ya la próxima semana estaremos en el puerto.

Llegamos el domingo; llegamos en el carro de Jorge y nos estamos quedando en un departamento que es propiedad del tío de Jorge. (La asistencia de Jorge a este viaje, pues, tiene el propósito principal de ahorrar durante el mismo ^_^ También resulta una amena compañía).

Hasta ahora hemos estado muy a gusto (al menos yo). De venida, el domingo, comimos tacos en La Rumorosa y pasamos por pan a Tecate; de ahí que hicimos como cuatro horas para llegar XP. Han pasado muchas peripecias ya; las iré detallando conforme haya tiempo, pero por lo pronto, para resumir:
  • Justo antes de salir de viaje (porque ahí realmente comienzan las peripecias) hice toda una faramaya para tener la mayor cantidad de trabajo lista, acudir a cierto convivio (del que ya antes hice mención) e ir por la madrugada a por mi primer laptop, misma que estoy usando ahorita, y es una chulada... aunque ahora ando escaso de fondos U_U'.
  • No vuelvo a salir de viaje sin mi respectivo mapa. Nunca pensé que encontrar alguno fuera tal suplicio... ah, y que un mapa cueste $200 no quiere decir que sea el mejor editado del mundo U_U'.
  • No hay como los buenos amigos para compartir trabajo... y un viaje. ^_^
  • Los hotspots de Prodigy en todos los Sanborns son la onda.
  • La red wireless del CETYS Tijuana no es la onda.
  • Tener una clase por videoconferencia es más complicado de lo que parece...
  • ...sobre todo si estás cansado y a tu compañero en Mexicali se le olvidó que le dijiste U_U'.
  • He superado mi miedo a manejar en Tijuana, y hasta de noche ;-)
  • En fin... tres días y ya es un viaje memorable.
Los convido a que me manden correo si viven por acá... capaz y nos podamos ver, aunque sea en la noche. =D

02/11/2006

I did it again, and I'm not proud.



Ayer lo volví a hacer.

Esta vez perdí las llaves y regresaron los flashbacks de mi niñez.

Lo peor es que fueron las llaves del carro, lo cual descubrí cuando me iba a comer, como a la 1 pm. Andaba desvelado y todo lo que quería era llegar a casa, comer rápido lo que hubiera y tratar de conseguir unos 15 o 20 minutos de sueño. Pues bien, se me frustró mi comida casera, puse a todo Ingenio sobre aviso y gracias al apoyo de ellos y de otros amigos como Mariela y la gente de Seguridad del CETYS, no sucumbí en la desesperación.

¿Ir a casa por la copia? Blagh... ¿para qué ir, hacer que mis papás se preocuparan / enojaran, si de todas formas no tenía yo un duplicado de las llaves? Eso fue lo que pensé desde el principio: tendría que arreglármelas por mi cuenta.

Las llaves no las encontraba en ningún lado: no se me cayeron del pantalón en ningún momento; no estaban, pues, tiradas en algún punto de mis recorridos. Inclusive pude checar las cintas de seguridad del CAT (el edificio en el que trabajo), gracias a Mariela. Ella misma me alertó de que posiblemente ciertos trabajadores pudieron haber tomado las llaves... eso como que me activó poquito y fui a indagar con ellos, pero nada. Al fin, terminé pidiéndole raite al centro comercial de enfrente (igual y ella iba a la Walmart) para comer algo, aunque ni hambre tenía. Había pasado ya una hora de caos interno.

Ese día le había dado raite a Hugo, nuestro socio / director. Cuando pude comunicarme con él, ya caminando de regreso al CETYS, ya se había enterado del incidente (antes ya se lo había comentado yo a Orlando, cuando fui a buscar entre mis cosas a la oficina) y me respondió con un "No, no sé dónde están tus llaves" U_U... Mi esperanza durante un buen rato había sido que tal vez él se habría acordado de lo que sucedió en el momento exacto en que nos bajamos del vehículo esa mañana. En efecto, las llaves las había bajado, pero no recordaba yo qué había hecho con ellas... y ciertamente no estaban en la bolsa de mi pantalón.

En esa llamada telefónica quedamos en que Kena tal vez podría prestarme su carro y así podría darle raite de regreso a Hugo, pasar yo por la casa y hacer una búsqueda desesperada, aunque seguramente infructuosa, de algún duplicado de las llaves - aunque eso no cancelaría el problema de quitarle la alarma al carro.

Ya de regreso, intenté inútilmente abrir mi carro con un gancho que me prestaron los de Seguridad para ver si de casualidad se me habían resbalado por dentro, de alguna manera bizarra - porque de hecho no se veían, pero si nadie las había reportado, no estaban tiradas y ya había pasado tanto tiempo... o estaban ahí, o alguien ya se las había llevado con malas intenciones (OH NOES!). Para esto, Rosa Isela ya había regresado de comer y durante un rato le estuvimos intentando. Ella también aprovechó para curársela del momento, utilizando mis traumas revelados en un post anterior... lamentablemente no funcionó para mí, me pregunto por qué XP...

Al final, los Ingeniosos salieron al rescate... y el carro abrió. Pero no estaban las llaves ahí. Fuimos al Centro de Idiomas Kena, Rosita y yo como último recurso, pero tampoco nadie había reportado nada perdido ahí. Estaba desolado y resignado. Eran como las 4:15.

Decidí, pues, ir por un cerrajero y ver de a cómo me iba a salir cambiar las chapas y, bueno, recuperar el control de mi automóvil de nuevo, de modo que regresamos al CETEA (aula que hace las veces de nuestra oficina). "¿Ya vaciaste tu portafolios?", me habían preguntado. Sí, ya lo había revisado dos veces, pero en eso caí en cuenta de que solo había buscado en la parte principal, no en la bolsa lateral. Era tan improbable ahí como en cualquier otro lado, así que nada perdía.

Eran como las 4:20 cuando sacaba de ese lugar las pinches llaves, cómo puede ser posible que ahí estuvieran todo este tiempo frente a la vista de todos mis socios. Era la única defensa posible ante un ego abatido por su propia ineptitud.

Pero tengo mis llaves de vuelta. Y en ese preciso momento, Rosita y yo fuimos con el cerrajero más cercano y ahora sí tengo un duplicado en la casa.

Por supuesto que no les dije nada a mis papás, aunque sí les mostré el duplicado y le pregunté a mi padre cómo podríamos "duplicar" el control de la alarma.

"Mmmm... Por ahí andaba el otro duplicado [de las llaves]; ahí debe de estar..."



Moraleja: NO ME DEBO DESVELAR TANTO. Luego no tengo conciencia de lo que hago y eso es equivalente a grandes palizas a mi (de por sí, a veces débil) autoestima.