12/05/2008

El 10 de mayo

Hubo serenata, a fin de cuentas. Hace mucho que no me divertía tanto. Nos juntamos cinco personas, con los cuales nunca había departido en este plan; quien me invitó fue Ray, un muy buen amigo de la parroquia.

Fui el único que le llevó serenata a su mamá; los demás las llevaron a sus esposas. Como se trataba de gente del coro de la parroquia, me siento cercano a todos - los serenateros y las serenateadas; de ahí que me pudiera soltar tanto, a pesar de (admítolo) la duda inicial para asistir.

A mi mamá, por cierto, le impresionó el regalo que me sugirieran mis amigos de Ingenio: una visita a un spa. Creo que nunca la había visto tan interesada / emocionada por algo. Hizo su cita para el viernes; dice que "la van a rejuvenecer".

---------------------------

El domingo me dio una über-migraña de aquellas (malditos malos hábitos de sueño) y mi día útil comenzó por lo tanto a las 3 pm. La misa fue buena y luego me fui a cenar con algunas de mis amigas. Me volví a desvelar, y hoy ando queriéndome echar un coyotito, pero no... es día de trabajo. Al menos hoy he sido productivo, hasta ahora.

¿Qué tal tu fin?

No hay comentarios.: