15/11/2007

Breve instante.

Me desperté con una sensación de incomodidad del alma, algo así como si la trajera constipada. O sea, no me siento mal ni nada, pero es así, como una pequeña molestia que no sabes de dónde pescaste.

Hoy sobrevivo a base de cafeína, y Starbucks es más caro de lo que se merece.

5 comentarios:

marisol dijo...

Starbucks está sobreestimado.

MelyFu dijo...

u__u
ya no quiero starbucks...

Olga dijo...

Hey si starbucks... yo tomare tanto como pueda aqui por que donde vivo en Europa no encuentrooooo...

Oscar dijo...

De acuerdo con Marisol

..ana laura dijo...

a veces sucede que amanecemos con el alma sacudida.

P.D. yo prefieron una coca cola que un cafe :)