11/07/2008

Del iPhone, la portabilidad y el negocio de las compañías de teléfonos celulares.

Aunque la verdad ya es noticia vieja, por todo lo que se han encargado los medios en divulgarlo, pero hoy sale el iPhone 3G en todos lados.

En Japón, ayer leí que en el primer día de lanzamiento (recuerden que para Japón estamos un día atrasados) se hicieron dos colas de gente: una para los que lo obtendrían ese día y otra para los que alcanzarían hasta el día siguiente. Aquí Kirai tiene algunas fotos.

En México, el operador que trae el iPhone, Telcel, ha metido planes que no resultan muy convenientes para aprovechar toda la capacidad de la telefonía 3G. Para acabar pronto, la telefonía 3G es prácticamente meterle televisión e internet al celular, en términos prácticos.

La curada es que Iusacell trajo el 3G a México desde hace varios años, pero con la poca cobertura que tuvo durante mucho tiempo (solo la Cd. de México al principio, luego Guadalajara y Monterrey y ahora sí en muchos otros lugares) no alcanzó a hacer de ésta tecnología algo imperante. (¿Han visto los Blackberry que traen muchos ejecutivos?)

Supongo que la que de por sí ya es la mayor red celular de México espera que el iPhone pegue con tubo para aumentar la cantidad de gente atada a sus planes. Porque, claro, el negocio para ellos es que uno contrate celular con plan a tiempo fijo, si bien la gran mayoría de los contratantes (como yo) tenemos "Plan Amigo", es decir, celular de prepago.

Quizás por eso es que Iusacell anuncia con bombo y platillo, en su página principal, la portabilidad: bajo la nueva ley aprobada por COFETEL, toda persona que tenga un número celular con una compañía ahora puede contratar a otra con el mismo número. Por ejemplo, si yo estoy con Telcel y tengo el 555-5555, puedo contratar a Movistar y llevarme ese número al que ya tengo derecho.

La ley de portabilidad (¿alguien sabe dónde está publicada?) efectivamente equilibra las cosas para los operadores y vuelve más fiera la guerra entre las compañías, dándonos más facilidad a los usuarios de cambiar de compañía conforme nos convenga.

Por eso es que Telcel busca que obtengas un plan a tiempo fijo, con el cual quedas amarrado a ellos: no conozco bien los planes, pero me imagino, como es natural, que cancelarlo resulta en algún tipo de penalización para uno (¿alguien que tenga plan me puede informar cómo es la cosa?). Mientras tanto, las otras compañías esperan pacientemente al día de mañana para que la ley de portabilidad se ponga en efecto... vamos a ver qué sucede. Bueno, eso si no se vuelve a alargar el plazo para su implantación.

En fin, tendré que decir que, por mi parte, no estoy loco por el iPhone. Ya lo vi funcionar y sí está muy chilo (es prácticamente tener una mini-PC corriendo un mini-MacOS, con todo y consola, touchscreen, más GPS), pero hoy por hoy hay otras opciones que también funcionan con 3G; por ejemplo, mi socio Jorge está viendo a ver si se compra el N95 de Nokia.

Para los que ya tienen un iPhone: hacer el upgrade tiene sus detallitos (aquí un review más completo). Ah, y mucha gente ya abrió el iPhone para ver cómo está hecho (aquí video).

No hay comentarios.: