01/01/2008

Feliz año 2008.

Mis propósitos en años anteriores tenían mucho qué ver con mayor independencia y con mudarme a mi departamento. Hoy mis metas han cambiado. Este año quiero:
  • Comenzar, al menos, con la remodelación del departamento junto a mi casa. (Mudarme ahí es cosa aparte. La verdad, económicamente ni me conviene... e independencia, ya la tengo.)
  • Abrirme más para con Dios y para con mis papás. Una lucha en progreso.
  • Aprender más sobre mi fe. Para eso estoy de catequista. ^_^
  • Poner mi máximo esfuerzo en el trabajo. Vienen tiempos MUY interesantes; para aprovecharlos al 100%, hay que ponerse las pilas.
Ahora bien, los propósitos que sé que serían buena idea, pero necesito más impulso para lograr plenamente:
  • Leer más. Me refiero a libros reales, físicos. Cada vez tengo más en mi lista por leer.
  • Hacer ejercicio; no es que esté exuberantemente gordo, pero ciertamente es solo por mi reticencia que no he comprado pantalones de talla 36.
No se me ocurre nada más. Ni es necesario. Al final, el año y lo que hacemos en él resulta mucho más azaroso de lo que se puede imaginar el primero de enero. Como sea, sí espero que este año sea mucho más interesante, y por lo tanto, lleno de desafíos, pero también de expectativas de crecimiento personal, familiar y comunitario... en pocas palabras, más vivo. Al fin que de eso se trata la vida.

Mis mejores deseos, amigo lector, y un abrazo muy grande.

3 comentarios:

Martha dijo...

Mr. De todo corazon que este 2008 sea un gran anio! desde aqui le mando un abrazo...

Alown Senz dijo...

Compa, anexe en sus propósitos tomarse un café en el estudio Cárico.
Un abrazo de año nuevo

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.