02/02/2011

Shibuya, digo, Shinjuku: El "Tocho"

Edición, 9 de febrero de 2011. Me equivoqué. Esto no es en Shibuya, sino en Shinjuku. ¡Sorry! Siempre se me confunden esos dos nombres...


Lunes, 27 de diciembre de 2010. Mi novia Hiroko y un servidor iniciamos nuestro último día en Tokyo tras una noche de reparador y bien merecido descanso.


Mientras ordenamos las cosas en las maletas, decidimos tomar las últimas fotos a nuestra diminuta habitación.


Esta foto y la anterior, en conjunto, les podrán dar una mejor idea de las dimensiones del cuarto... no más grande que lo verdaderamente indispensable para poder, vaya, poner las maletas en algún lugar y dormir.


Tras haber empacado todo, dejamos las maletas encargadas en la recepción (donde, por una vez, nos atendió una muchacha italiana) y nos encaminamos al occidente de la zona centro de la ciudad.



Según el plan, la confiable línea Hanzomon, identificada por el color azul-morado y la letra Z, nos llevaría de nuestra estación local, Jimbocho, hasta su terminal en la estación de Shibuya Shinjuku, donde desayunaríamos y comenzaríamos el recorrido. Sin embargo, cambiamos súbitamente de planes y transbordamos en Aoyama-itchoome hacia la línea Oedo, para bajarnos en la terminal de Tochoomae.


La estación se llama así porque está enfrente de este espectacular edificio, el "Tochoo" o Ayuntamiento de Tokyo. En realidad, el Tochoo es la sede del gobierno de la prefectura de Tokyo, que contiene a las 23 ciudades especiales, así como zonas rurales al oeste y algunas islas lejanas. Algo así como lo que sería el Gobierno del DF en México.

Aquí, una aclaración. En su organización, Tokyo es similar a la Ciudad de México. Cuando hablamos de Tokyo, en realidad, hablamos de una "metrópoli" conformada por 23 "ciudades especiales", de manera similar a como el Distrito Federal (que es contiguo a la Cd. de México) está formado por 16 delegaciones. En ambos casos, buena parte del área metropolitana se desborda a otros "estados" (o en Japón, "prefecturas"); en México, hablamos del Edo. de México y marginalmente de Hidalgo; en Japón,  las prefecturas de Saitama al norte, Chiba al este y Kanagawa al sur forman parte del área metropolitana de Tokyo.

Entramos, pues, al edificio; en cuanto nos vio, un guardia nos preguntó en japonés: "¿De visita?" Luego nos condujo dentro y nos dijo que habíamos llegado algo temprano, pues faltaba media hora para que abrieran los pisos turísticos. Así que fuimos a dar la vuelta por la magnífica planta arquitectónica y nos refugiamos en una librería, donde encontré...



...mapas. Muchísimos mapas. (Quienes me conozcan, quizás sepan de mi obsesión con los mapas.) Esta foto fue furtiva, pues se supone que no se puede tomar foto a los productos - había un estante lleno de ejemplares de planos. Quería llorar de alegría. Al final, me decidí por un par de mapas de Tokyo - vaya si fue difícil.


"Para activar la llave, dé un karatazo." (No, no es cierto.)

También pasamos por una oficina postal, donde admiramos algunos sellos. Ahí sí no pude tomar foto. :(


Algunas vistas del inmenso vestíbulo. Las líneas sobrias predominan en la construcción.

Ya era hora de subir al piso 45 de alguna de las dos torres que conforman el edificio. La entrada es libre.


El piso completo está abierto, tomando la forma de un gran salón circular; al centro hay un café de porte bastante elegante. Nosotros nos dedicamos a circundar y admirar cuanto podíamos a través de los inmensos ventanales.


El Tochoo está enmedio de la zona de rascacielos de Shibuya que Shinjuku, carajo, espacio que comparte con sedes corporativas y otras instituciones de gobierno. Desde su inauguración y hasta por ahí del 2006, las torres fueron las más altas de la metrópoli.


Del lado izquierdo podrán ver una torre con terminación curva. Es un edificio "pepino", quizás similar al de Londres, que en este caso hospeda a una institución gubernamental.


Quien sea arquitecto de mis lectores, quizás pueda explicarnos mejor esto. El edificio completo está construido sin pilares, sino más bien formando una jaula, con el propósito de dar mayor flexibilidad al inmueble en caso de terremoto. La técnica de construcción se detalla en este documento. 


Más vistas del océano urbano. Desde tal altura, no es tan fácil darse cuenta de que cada uno de esos edificios diminutos, en realidad tienen una media de 5 a 10 pisos. TODOS. Eso es densidad de población...


El edificio "picudo" se llama Shinjuku Park Tower. (¿Ven cómo sí era Shinjuku? >_<)



Hacia el oeste, más allá de las montañas, se alza imponente el Monte Fuji. Esta es la primera vez que pude ver el maravilloso cono del volcán, cuya simetría y perfección casi absolutas le han valido la reverencia y admiración del pueblo japonés por centurias, al grado de ser un lugar sagrado para el sintoísmo.



Otra vista, con el Fuji enmedio.





Terminado el recorrido circular (y habiendo decidido no comprar nada en la tienda de regalos) nos apresuramos al elevador, que nos dejó, en cuestión de un par de minutos, de regreso en el lobby.


Salimos, pues, dispuestos a explorar el área, en busca de algo qué desayunar.


Lo que encontramos fueron grandes plazas, amplias, limpias y casi desiertas. Las líneas arquitectónicas sobrias siguieron dictando el paisaje.







El frente del edificio.


El mirador circular forma el símbolo de la prefectura. La bandera morada es otro de los emblemas de Tokyo. 

Disculparán la disminución en la frecuencia de los posts. La vida interfiere a veces. ^_^; 

2 comentarios:

Vic dijo...

excelente post. I APPROVE

L dijo...

Sr. Sgenius!!! me da gusto que ha retomado la escritura en su blog! que chingon que pudiste ir a Japon!

mas fotos e historias please!!