24/03/2006

Dos visitas inesperadas

Hoy, cuando caminaba los 16 pasos de mi casa a mi oficina, mis gatos estaban muy maulladores... pero en especial mi gata. Me pareció raro, pero asumí que era hambre (hoy se les acabó la comida).

Estaba yo trabajando, pues, o al menos disponiéndome a hacerlo, cuando veo por la ventana que el Sr. Armando Camacho toca mi puerta. Fue una visita agradable; usualmente soy yo quien voy a su estudio, pero esta vez tuve la oportunidad de que fuera al revés. Espero haber sido buen anfitrión.

Y de hecho no estoy muy seguro de haberlo sido, porque ni siquiera tenía yo algo para ofrecerle de tomar, así que decidimos ir a la tienda de la esquina; íbamos saliendo de la oficina, cuando descubro súbitamente que Armando no es el único visitante de la tarde:


Mi gata tuvo gatitos. Justo afuera de mi puerta.


Son dos pirruñas peludas y negras. Now I didn't see that coming!

Esperemos a que se enteren mis padres. Ya puedo oir a mi papá: "¿¿¿MAS GATOS???"

Así que, si alguien los quiere, adelante. Se convertirán en un par de hermosos mininos negro azabache.

3 comentarios:

TelePedro dijo...

awwwww!

Raven Darkmoon dijo...

te pediria uno.. pero se que nunca me dejarian tenerlo... T.T

sgenius dijo...

Ultimas noticias: La gata se dio cuenta de su error táctico al tener a sus crías prácticamente en la calle. Se los ha llevado a rumbos desconocidos.

Seguro reaparecerán en unos tres meses.