16/03/2007

El Tito.

Hoy vi a mi hermano Rodolfo y a su hijo mayor, Luis.

Tenía mucho tiempo que no los veía... bueno, no, no tanto, como una semana. Pero sí hacía mucho que no platicaba con el Luis, así que me lo llevé por un café.

"El Tito" para la familia, estudia LAE en cierta universidad de reciente ingreso a esta ciudad. Se le ve crecido, ambicioso, dinámico... está creciendo. Ha dejado los arrancones, tiene un carro que en mi vida voy a tener yo y ya está pensando en el tipo de negocio que abrirá cuando salga de la carrera, en un semestre sabático fuera de México y en sus próximas vacaciones. Le da el justo valor a las calificaciones, pero no se esfuerza demasiado: solo lo suficiente para no obstaculizar sus planes.

Fuimos a un café; él es de antros, así que no conocía el Bellisimo. Hace poco cumplió años y aquella vez no tuvimos oportunidad de verlo (apenas este sábado será la reunión familiar).

Estoy orgulloso de mi sobrino: porque se sabe divertir, pero también está mirando a futuro; porque cuida de sus papás; porque es excelente moviendo su dinero y aunque disfruta de sus gastos, lo sabe manejar como a un instrumento, no como una meta. Ja, ya quisiera tener una décima parte del pegue que tiene. Es un buen muchacho universitario, después de todo.

Ya sé que no me conviene verme en su espejo - tanto como a él no le conviene verse con el mío. Ambos tenemos ritmos de vida diferentes: cuando yo era universitario, mi vida era mucho más centrada en la escuela... aprendí a manejar en 9o. semestre y es hora que no tengo un carro propio. Pero por otro lado, Luis nunca será un ingeniero, ni conoce las mieles de las estructuras de datos, ni lo que se siente ser geek ^_^. Eso me toca a mí. Cada quien a lo suyo, pues.

Pero de que estoy orgulloso de él, lo estoy.

3 comentarios:

Favyta Pretty Girl dijo...

Yo te conozco por Alberto Ortega, fuimos una vez a tu casa a pedirte un favor. Te miraba en la escuela trabajando en el CAT y me daba pena saludarte, pero leyendo tu blog me doy cuenta que eres super buena onda y alivianado.

P.D. Tienes razón cuando dices que no tendrás un carro como el de Tito. Tendrás uno MEJOR. Nunca te menosprecies.

Saludos!

PeNy!! dijo...

que bonito post!! :)
eso de sentirse orgulloso de la famili es lindo!!

Oscar dijo...

"Se le ve crecido, ambicioso, dinámico... está creciendo. Ha dejado los arrancones, tiene un carro que en mi vida voy a tener yo y ya está pensando en el tipo de negocio que abrirá cuando salga de la carrera, en un semestre sabático fuera de México y en sus próximas vacaciones."

Ingeniero, aquí estoy en TOTAL DESACUERDO contigo... todos tenemos el potencial para lograr lo que queramos... pero depende de cómo te pongas tus metas... como decía uno de los comentarios, nunca te menosprecies o te valores menos, porque entonces si, lo que dices se cumplirá.

Así que ánimo y piensa SIEMPRE en grande.

Saludos!