29/10/2007

A week of happenings

Toda esta semana ha sido muy movida. Diversos acontecimientos a mi alrededor la vuelven digna de mención.

-------------

Lumartes de trabajo. ¿Saben lo que se siente trabajar con horario de 9:00 am a 7:00 am (del día siguiente) y otra vez de 9:00 am a 1:00 pm? Glorioso, cuando mayormente acabas el trabajo, y aún más cuando al fin d u e r m e s .

Ya pronto, Dios mediante, podré presumirles de qué se trata. Por lo pronto, mi profundo agradecimiento a mi equipo de trabajo: Orlis, Enrique y Kristyan; se han portado como todos unos warriors ingeniosos.

-------------

La vida viene, la vida se va. El miércoles en la mañana las presiones se me acumularon. Andaba preocupado, atareado y en general poniéndome las pilas con varias cosas. Entonces recibí una llamada de Roberto.

Roberto es uno de mis mejores amigos. Compartimos muchas experiencias en el coro Angelus, del cual él fue coordinador y luego fue mi asesor cuando yo coordiné. Es una de las pocas personas en las que busco consejo, espiritualmente hablando; además, es músico de profesión y de corazón. Su soporte durante mi adolescencia tardía fue fundamental en varios momentos críticos. Hoy día vive con su esposa Anel y con Robertito, quien ya corre y balbucea.

El miércoles, Roberto me pidió el favor de comunicar el mensaje al resto de nuestra generación del coro: su mamá había fallecido, y la velarían ese día. Yo... no supe qué responder.

Sabía que la señora estaba enferma; hacía varios meses había salido exitosamente de un tratamiento de quimioterapia. Aún así, me resultó súbito.

En la tarde, pues, llegué al velatorio. De una cosa sí me di cuenta: a pesar de que Roberto es hijo único, tiene mucha familia y también muchos amigos. A fin de cuentas, quien cultiva amor, amor siembra. Así que el consuelo pudo llegar. De hecho, cuando lo vi, estaba relativamente tranquilo, aunque su papá y él aún tenían los ojos arrasados.

"Bobby, ya me tengo que ir."
"No, tú no te puedes ir XD"

Si podía bromear en ese momento, creo yo... fue gracias al apoyo de todos, pero también a que el hombre de verdadera fe tiene una esperanza muy fuerte por delante.

Al día siguiente, algunos del coro (de la vieja generación y la actual) nos salimos de nuestros trabajos a la una y fuimos a cantar en la misa fúnebre.

(Roberto siempre ha sido un duro crítico del estilo de canto.)
"Perdonarás los gallos, Bobby." "Nah, hoy se te perdonan."

-------------

Una reunión de antología. "Sorry por llegar tarde... es que vengo saliendo de un velorio..."

Olga, su novio Vincent, Inés, Óscar, el Chino y una nueva amiga llamada Malibé nos reunimos en el 1-800 Café (que recomiendo ampliamente). Es de antología por tres razones: porque usualmente ya no nos reunimos tantos ñoños en el mismo lugar, porque fue una especie de bienvenida oficial para Olga y Vincent, y porque fue el cumpleaños del Óscar ese día.

Esta vez sí llevé mi cámara.

Óscar con cara de tecolín desmañanado.

Olguita se solidarizó con Vincent, quien no toma café, y se engulleron sendos tés.

Aunque Olga es local, regresará a Francia a fin de año. Vincent regresa a su tierra en tres semanas.

La compañera Inés y un servidor, en la foto que al fin salió bien.


Después del café, Inés se retiró y los restantes nos fuimos a La Fiesta del Taco, donde la cafeína nos mantuvo bromeando hasta cosa de las 2:30 am.

"Duelo de cámaras", o "La foto recursiva". Atrás, Malibé interfiere. XD

La mesera que tomó esta foto no sabe manipular cámaras con autoenfoque.

Me reí como siempre y como nunca. Tanto... que me dolió la garganta. Aparte, el café no me dejó dormir... tengo idea de que solo pude conciliar el sueño realmente hasta las 7:30 am.

-------------

Sacrificio voluntario. En efecto, el dolor de garganta me estuvo matando todo el jueves y para el viernes tuve que tomar la decisión de salir temprano del trabajo (relativamente) y declararme en huelga de todo, con el propósito de que la gripa no me pegara tan sarra.

Eso significó no poder ir al Cosplay Night con Kamelie, donde ella fue jurado, y del cual todavía espero recibir noticias de cómo estuvo. Tampoco pude ir el día siguiente al Rooster-con... which means, I didn't have my cosplay fix! Y yo que estaba ilusionado - tanto por el cosplay en sí, como por la oportunidad de platicar con Kamelie, a quien casi no puedo ver (como al resto de los bloggers), y quien me parece una persona sumamente cordial e interesante. También tengo muchas ganas de conocer a su novio, quien es un reconocido escritor... pero bueno, me estoy desviando del tema.

-------------

Cuatro al hilo. A fin de cuentas, el sacrificio surtió efecto y el sábado en la tarde / noche:
  • Ensayé con el coro, como hace mucho no lo hacía, para suplir nuevamente a Miguel en la misa de hoy domingo (por cierto, para contarlo de una vez: no salió tan mal... tampoco tan bien, gracias a mí. Pero fue muy gratificante... adoro cantar para Dios.)
  • En casa, tras una visita sorpresa de mi hermano Rodolfo y luego de una de mis tías (en mi casa nunca nos visitan tíos), la padawan y su sr. novio Mario llegaron a casa y nos fuimos juntos a la fiesta de cumpleaños de Óscar, donde hubo disfraces (sorry, no camera!), hamburguesas y buen rock...
  • ...que no alcanzamos a escuchar porque de ahí nos fuimos con (mi socia) Iskra, a comer dos diferntes tipos de lasagna cortesía de su novio Chicho, y donde aprendimos a jugar "El poder del dedo", a drinking game, aunque varios lo jugamos sin alcohol :P.
  • De ahí, me fui solo a la reunión de cumpleaños de otra amiga, Tere, donde también me encontré a mi querida amiga Paulina y (re)conocí a otros varios.
En fin, llegué a casa a las 3:00 am... y por todo lo que comí, hasta las 5:00 me pude dormir...

En resumen: La constante de la semana fue una terrible alteración en mis horarios de sueño. Ni el cambio de hora me salvará de sufrir la semana siguiente... sobre todo porque me toca guardia en Ingenio (which means: debo llegar temprano).

Dentro de todo, y a pesar de lo de Roberto... fue una buena semana.

A week with a lot of happenings.

3 comentarios:

Kamelie dijo...

Será para la próxima, esperando sea pronto. Malibé y yo nos conocemos, curiosamente por los papás de ella, varios años atrás, la encontréen la fiesta de Oscar, cuando te habías ido.

Definitivamente no estamos destinados a encontrarnos pro el momento, tal cual pareciera.

Tousoxeu dijo...

Hey Sgenius ! Que pex ?
Ya te agregue a mis feeds, asi te podre seguir mas que cuando la Olga me manda un link ;-)

Ya regrese a Francia, pero regresare y espero a verles todos, fue una fiesta muy divertida !

Mal dijo...

Soy una amiga nueva... eaea uh uh!!!
Eso hace que mis 26 años no me asusten...