16/02/2008

Qué pinches ironías, neta

8:00 pm: di un tema del catecismo, sobre María, nuestra Madre.
10:00 pm: por fin me animo a manejar; voy y vuelvo del Gigante.
10:30 pm: mi mamá me recibe preocupada porque manejaré de noche mañana en carretera y me dice que "no me deja ir" al retiro que tengo. Yo le contesto que "de todas formas voy a ir". Things get nastier, hago rabieta. Ella cede; iré, pero me siento de la vil chingada.

No manches... cómo hay días en los que simplemente sientes que no hiciste nada del todo bien. Este iba a ser uno de esos días. Pero no lo fue, gracias a ese detallito. Ahora se volvió un día simplemente deplorable. Por supuesto que yo tuve la culpa, pero mi mamá ya se fue a dormir, ni modo que me disculpe ahorita.

(Aparte de esto, sí me han pasado muchas cosas chilas en estos días, no crean que no.)

No hay comentarios.: