22 ago 2006

El tren Blogger. Estación Aveblog


Chug, chug... cabeceo. Es de día. (¿Me había dormido?) El tren va más lento. Pasamos por campos: verdes prados, plantíos. Blanco, en el horizonte, todo es blanco. Curiosas criaturas pasean por el paisaje. Palomas, muchas palomas acompañan al tren.

Vamos llegando a un pueblito que, sin embargo, tiene facha más bien ultramodernista. Más bien, es como una mezcla de estilos. Pero eso sí, todas las casas son blancas. Ahorita pasamos por un cementerio donde había una tumba para una iBook. Ya me voy dando cuenta de que este lugar será interesante.

La estación del tren tiene, a la entrada, motivos entrelazados. Cuando salgo del tren para mi acostumbrado paseo, me doy cuenta de varios detalles... por ejemplo, que se nota que últimamente no ha pasado mucha gente por aquí (qué lamentable); por otro lado, que pareciera que hay en este lugar una mezcla de dos estilos predominantes... como que otra estación se la trajeron para acá y la fusionaron con ésta (¿por qué se me ocurre pensar eso?). En el techo de dos aguas hay tejas y sosteniéndolas, vigas con motivos entrelazados; del techo penden candelabros con motivos de corazones y... ¿sándwiches de queso?

Batallo un poquito para encontrar la salida de la estación (tal vez porque no hay nadie que me la indique). En este pueblo todo el mundo parece andar muy enamorado; ¡qué bonito! Sin embargo, curiosamente, nadie lo expresa de la manera tradicional... y en los árboles veo garabateados signos como números y puntos y ":':". Estoy confundido...

Sin embargo, el lugar es muy fresco. También es agradable estar aquí. Escucho a personas que se hacen trascendentes preguntas constantemente y a gente argumentando que la contaminación es creativa y que las reglas no siempre son inteligentes. Gente que se autocritica pero no se autoofende. Gente sincera y que se ríe abiertamente. La gente se lleva bien. Sí, se siente bien estar en este lugar tan claro.

En la alameda, en vez de kiosko central, hay una especie de bolsa. La bolsa tiene ojos y dicen que se llama Bulto. Mejor la dejamos ser ^_^...

Hay una tiendita frente a la alameda. Es una tienda de ropa; se llama "Be Happy!"... venden artículos de un personaje parecido a un huevo. El dependiente me vende una, junto con un DVD: me dice que es el cortometraje "Jeremy", de un talentoso artista de la localidad. Lo vi más tarde, a bordo del tren (¿les conté que traigo conmigo un reproductor portátil de DVDs?). Se los recomiendo; es conmovedor.

En otra tienda venden loofahs. La dueña me dice que solía vender curiosidades, pero ya no más (no me explicó por qué). En fin, le compré un loofah. Parece que en este lugar es una de las cosas que se les regalan a los enamorados. Al lado vendían papel de baño. Ese no lo compré. Al otro lado de la plaza venden poemas. Esos no me atreví a comprarlos.

Volveré a este pueblo... es un lugar fresco. Las nubes pasan. Las aves se levantan. Las palomas me llevan de nuevo a la estación.

¡Váaaamonos!

9 comentarios:

Vivia dijo...

hey que bonito post... Tienes mucha imaginacion...

BadBit dijo...

Esto sigue interesante.

Atte.
BadBit

Kamelie dijo...

Bueno. Más o menos así me lo imaginaba.

Esa estación tiene algo de pueblo fantasma, en el que de vez en cuando aparecen señales de vida...

¡Te faltó el Aveshooooop!
:P

twisted faerie dijo...

Nooo, ahi estaba el Aveshop, pero no se llamaba asi.
Ah, en serio que es lindo el tren Blogger.

LuisCreek dijo...

uhhh buena parada... vamonos!!!!!!!

..ana laura dijo...

vamonos al siguiente!!!!

P.D.ok

avedeeo dijo...

aww gracias *abrazo* que lindo :')

patUnio dijo...

como sera la estacion pat0landia?

frank dijo...

Gracias por el post! : D