24/04/2008

this.face.paint("#00FF00");

Hoy desperté dándome cuenta de que el coro de la canción Color Esperanza puede perfectamente expresarse en pseudo-código orientado a objetos, lo cual queda como un ejercicio para el lector. Tip: utilícese una pila.

--------------

Creo que no va tan mal la vida. Estos días me la he pasado de pata de perro, la neta.

Ayer me fui al cine con mi amiga, "hija", compañera en Medalla y would-be-compañera brigadista, Mary. Vimos 'La Misma Luna'. Buena, pero muuuy melancólica. Me encantó cómo manejaron la historia; resulta casi creíble, y el manejo de las emociones bien estructurado, en especial al final. ¿Las actuaciones? No soy buen crítico, pero el morrillo rifa, a la bestia; Kate del Castillo se sintió casi como en una telenovela, y Derbez tendrá que seguir haciendo buenos papeles para que el público deje de reírse en cuanto entra en cuadro (a la Robin Williams).

Antier el plan era calmado: ir a ver cantar a la Kena, que es solista en el Coro de la UABC; ahí nos juntamos casi todos los de Ingenio. Pero me habló Odette, mi amiga ex-compañera de trabajo en CETYS, y de ahí nos fuimos a ver algo de danza interpretativa en el festival "Sin Fronteras", en el Teatro Universitario; mi amiga y yo coincidimos en que quienes se presentaron, que son locales ("Luna Luna", creo que se llaman), se engranaron demasiado y transmitieron poco para el público iletrado al que sin duda pertenezco. ¿Qué no se supone que el arte debe invitarte a interiorizarlo? De ahí, resultó que habló el Mijares y terminé introduciendo a mi amiga a una colorida reunión geek improptu compuesta por Gilda, Inés, Óscar y los ya antes mencionados. El lugar: el sushi Ichiban, que recomiendo ampliamente ir y probarlo (it's a love-it or hate-it thing), a menos que esté lleno, porque si no Luis Kim, el dueño, te corre. u.u; Pero la calidad del sushi lo vale, oh sí, claro que lo vale.

----------

Venía meditando en el carro que no sé por qué me jacto de evitar los noticieros de la televisión, tan influenciados y amarillistas, para cambiarlos por los noticieros gringos de la radio, tan influenciados y amarillistas. Un mensaje para ellos: Really, guys, believe me: There *is* a world outside the US and the Middle East.

No hay comentarios.: