19/09/2005

Vuelta a la vida

El día 16 de septiembre en la mañana, mi disco duro de sistema decidió tomarse el día libre. Lamentablemente, al hacerlo, entró en estado de coma. Hemos logrado darlo de alta, pero los médicos me aseguran que no volverá a bootear como lo hacía antes.

En vista de ello, dicho día 16 de septiembre fue dedicado enteramente a rescatar mi sistema. Gracias a Dios, la noche anterior (antes de escribir el post anterior) había pasado mis datos al disco duro nuevo, de modo que se perdió muy poco o nada (al menos nada que haya notado aún). Lo agradable es que estamos todos de vuelta.

Aún más: cuando mi padre miró mi desgracia, se tocó el corazón... y la cartera: mañana voy por otro disco duro. No, no volveré a cometer la tontería de convertir a mi sistema en dual boot...

---

Estoy comenzando a leer una novela titulada "¡Abajo las armas!", de la escritora austriaca Berta von Suttner. La trama se sitúa en 1850 y es narrada por la joven esposa de un militar de alto rango que va con entusiasmo a la guerra, una guerra que todo el pueblo da por ganada desde antes de comenzar. En lo que llevo leído, se narra la desesperación de la mujer que ha tenido que dejar ir al esposo que tal vez nunca volverá, y de cómo Viena no tiene otra cosa de qué hablar más que de la guerra contra Piamonte (reino; hoy, noroeste de Italia). Me acaba de llamar la atención lo siguiente:

"...me fui a una librería, donde compré un nuevo mapa del norte de Italia [...] En la librería encontré muchos compradores, y todos pedían mapas.
- ¿Desea también la señora un mapa de las operaciones militares? - me preguntó el librero.
- Ha adivinado usted; sí, señor.
- No era difícil; aquí no se vende otra cosa.
Mientras envolvía mi mapa dirigióse a un caballero que se hallaba a su lado:
- Duros son los tiempos, señor profesor, para los autores y editores de obras literarias y científicas. Nadie las compra, nadie se interesa por las letras desde que se empuñaron las armas."

Berta von Suttner fue Premio Nobel de la Paz en 1905. Por cierto, no he terminado de leer el libro, pero por lo que sé de historia, Austria jamás conquistó el Piamonte.

¿Por qué todo esto me parece conocido?

No hay comentarios.: