16/09/2006

México independiente




Pensé en postear simplemente el famoso poema de Ramón López Velarde, "La suave patria", pero... hey, yo también soy mexicano y puedo generar palabras, no tan brillantes, pero mías e igual de mexicanas.

Hoy en día, y fuera de las celebraciones patrias, los mexicanos no recordamos con frecuencia que somos mexicanos - o más bien, no solemos sentirnos orgullosos de ello en nuestra vida diaria. En otros países es de repente frecuente ver banderas en las calles y en las plazas, pero también en los balones de las casas. En México tal vez no hacemos esto, porque no vivimos en un lugar donde nuestra identidad se ve afrontada internamente por influencias extrañas.

Esto es, México es una amalgama que desde hace un buen rato tiene una identidad independiente. No hay tropas en sus fronteras que la amenacen, ni tampoco se avecinan guerras internas (a pesar de las revueltas políticas que últimamente vivimos), pues, a pesar de ser aguerridos, antes que nada, los mexicanos amamos la paz.

Pero cuando un mexicano sale de México, se lo lleva todo consigo, y todo él se muestra orgulloso de serlo: en los mundiales de futbol y en cualquier afrenta deportiva, ahí habrá mexicanos que lucen los colores nacionales y apoyan desenfrenadamente; en los lugares a donde emigramos, el mexicano se destaca como un punto brillante dentro de otras culturas... el mexicano es identificado claramente como referencia cultural en todo el globo.

Y es que es importante notar que así como importamos cultura (y tanta gente se horroriza de ello), también aquí la cosechamos y la exportamos. México tiene sus raíces bien hondas en el subconsciente colectivo y así, aún cuando se nos olviden en la individualidad y en la vida cotidiana, la bandera tricolor termina ondeando con orgullo para el disfrute de los demás pueblos.

No quiero con esto decir que mi pueblo es perfecto... pero sí me siento orgulloso de ser mexicano.

Los mexicanos somos tan únicos, pero al mismo tiempo tan diversos... Los bajacalifornianos, por ejemplo, tenemos nuestro propio y único sabor, así como los tapatíos, los regiomontanos, los veracruzanos, yucatecos o capitalinos. Pero todos compartimos algo de todos los demás. Con sus diferencias de clima, vegetación y altura, igual que de costumbres, acentos y hasta niveles socioeconómicos, México luce de repente fragmentado por diferencias que, sin embargo, hace que como nación nos compensemos unos a otros y podamos salir adelante. Esto es algo que parece que muchos no vemos, mas, en el concierto nacional, estoy seguro de que es un factor bien importante para que sigamos siendo México.

Diferencias, sin embargo, que en nuestro pasado dejaron profundas huellas: y es que, viniendo de pueblos guerreros, nuestros primeros siglos de existencia han sido un estira y afloje constante. Como dije antes, el mexicano ama la paz, pero es aguerrido - y si es necesario, levanta las armas. Esto ha sido necesario ya tantas veces... y sin embargo, lejos nuestra memoria generacional está, o así pareciera, de los tiempos en que la sangre de próceres anónimos lavara las calles de nuestras ciudades y nutriera las parcelas de los campos. Hoy, el mexicano lucha día con día por ser alguien, por levantarse y levantarnos.

A cuatro años del bicentenario, quisiera yo ver a un México donde todos nos decidiéramos de nuevo a empuñar las armas: pero las del saber y la educación, las de la decisión por salir adelante cada día, las de la valentía al sabernos únicos y tomar todo lo que somos para brillar al unísono aún más... y que ser mexicano sea algo que, sin exageraciones pseudopatrióticas, fuera un motivante para despertar día con día, contemplar nuestro lábaro patrio y saber que tenemos sangre de guerreros en el camino de nuestras vidas.

Un Viva México muy efusivo para mis compatriotas lectores.

4 comentarios:

((JaN!s...*)) dijo...

y sabes que hice yo hoy?

me fui al centro a hacerme pasar como gringa...

52X Max dijo...

ya me senti bien mexicano con ese post

donde anda el extraño enemigo,? ese masiosare, para ir a madrearlo?

LuisCreek dijo...

tarde pero seguro... viva mexico!!

farfalla dijo...

amigo... ahora si me sorprendiste. ¿el "suboconciente colectovo?.... parece ke alguien está leyendo a Jung. ... eso es plausible.
Por lo demás, mi visión de la realidad histórica de nuestro país y su perspectiva son mucho menos románticas. Igual celebro que no seamos más una colonia española (aunque seamos una colonia económica a merced de intereses de paises más poderosos que el nuestro),
Como siempre un abrazo.
Ilih