30/05/2006

feeling weird

Improductividad.
Debería estar en camino a una junta, YA.
He estado en casa / en la oficina desde mediodía. Comí. Dormité. Dormí realmente.

Desde la mañana me siento tan raro...
mi organismo ya resiente no haber dormido.
Sí que hay otra cosa que hay que vivir también, y también he sangrado* hoy, pero espero que sea de lo último ya.

Llegan mis padres. No estoy de humor para regaños. Qué bueno que comí antes.
(Ni regaños llegan a ser, pero el nene es tan susceptible...)

Agh, calor, cuánto calor. No tengo ganas de ir a la junta.
Tanto, tanto qué hacer. Pero solo tengo ganas de quedarme en stand by. Abrazar a alguien sería chilo justo ahora. Decirle lo que tengo, lo que pienso. Creo que muy pocos me comprenderán. Por eso no lo digo.

Quiero un frappuccino. Desde ayer. Ayer fue un día raro, pero en otro sentido. Ayer le di raite a mi mamá a que comprara algo al centro. Eso es raro. Hasta le compré una blusa que ella quería. Mi papá se la pasa acostado. Las cosas no son como antes.

No sé si estoy listo para despegar, pero ya lo tengo que hacer. Es como una de esas cosas que le dan a uno flojera y va postergando hasta el día antes de la entrega. Pero aquí no hay entrega con nadie, sino conmigo mismo, y si no me apuro me va a comer el tiempo. Como siempre. Maldita informalidad, la odio en mí.

Quien está cerca de mí se siente bien en este momento. Al menos eso es bueno.

Creo que me duele un poco la cabeza.

Improductiva la mente, improductivo el corazón, hasta para ayudar a un amigo. Qué joda. Quiero mi frappuccino y a ver si así logro algo. Endulzarme la boca. Llenar de cafeína mis venas. La cafeína no es un escape, es un estímulo.

A veces tengo deseos que no quiero postear en este blog. Estos me llenan de repente. Improductivo todo. Todo va bien, pero voy arrastrando mi propio e interesante nudo.

¿Por qué los seres humanos somos tan complicados, y nos la pasamos quejándonos hasta de lo más mínimo?

Creo que hoy ando negativo. ¿La negatividad puede curarse con abrazos? O tal vez con un frappuccino. Maldición, realmente quiero un frappuccino. Y quiero alguien que me sabrá comprender, y que aguante la carrilla.

Diantre. Too personal again. Pueden saltarse este post si quieren. O ignorar que ya lo leyeron.

* Figurativamente. No me corté ni nada :p no me quieran mandar al hospital.

4 comentarios:

TheHero dijo...

A veces uno se siente así... a veces el mundo es muy diferente a como nos imaginamos, o como creemos que es... uno va madurando y se va dando cuenta que sus responsabilidades incrementan, y sobre todo, que eres dueño de tu propio destino... eso a veces da hueva, pero debe haber un momento para reflexionar eso, porque así pasan las cosas que se van postergando.... incluso, ahi se puede ir la vida misma si no estamos buzos...

Mientras tanto, te acompaño al Frappuccino ;)

el memo dijo...

zas!!! quien iba a creer eso!! en la reunion estabas muy despreocupado!

Jesito dijo...

...porque cuanto más débil me siento, tanto más fuerte soy

2 Corintios 12,10

Es todo lo que puedo decirte por el momento.

I hope it helps!

un abrazo mi amigo!... aunque no pueda acompañaros al fapuccino

Tita dijo...

ow