11 oct 2005

an empty head, a full heart

Muchas cosas en la cabeza... es decir, muchos pendientes. He de retirarme temprano del CETEA... valga decir por lo pronto, sin embargo, que en este momento se está instalando la loseta en mi futura oficina. El trabajador me ha pedido 10 ladrillos que he de conseguirle antes de las 12:00 pm. Por otro lado, mañana tengo (tentativamente, pero es lo más probable) una nueva entrega de proyecto...

Otra experiencia interesante (y fortificante, liberadora) ayer en el Taller de Oración y Vida. Creo que ha sido la mejor hasta el momento. Baste con decir que hoy me desperté y realmente me sentí vivo...

1 comentario:

TelePedro dijo...

yo siempre tengo pendientes en mi cabeza, y nunca los cumplo, no hasta que es SUMEMENTE NECESARIO cumplirlos...

es una actitud que tengo que cambiar.