05/01/2011

Ramen

Algunas impresiones de nuestro primer ramen en Tokyo.

Promoción de 500 yenes (unos 75 pesos).

 Satomi, una de nuestras amigas. Al fondo, algún trabajador apuraba su cena.

El servicio fue rápido. Todos los platos incluían chuletas o algún otro componente de cerdo. A la derecha, en blusa roja, Minori, otra de nuestras anfitrionas.

Lo correcto no es cortar el fideo con los dientes, sino sorberlo entero. Hacer ruido al sorber es no solo aceptable, sino incluso deseable, pues esto evita que nos quememos la boca. El ramen, como todos los líquidos calientes que se sirven en la comida japonesa, se sirve muy caliente. 

Satomi y Minori posan con sus respectivos platos.

Tips para recordar:
  • En Japón no existen las propinas. No es necesario dejarlas a ningún servidor... a pesar de que el servicio es tan bueno, que realmente dan ganas de hacerlo.
  • A la hora de pagar, no existe el redondeo, porque el yen no tiene centavos. Esto es, siempre se recibe el cambio exacto, no importa qué tan grande sea la cantidad con la que se pague. Así que si pagamos algo que costó 247 yenes con un billete de 1000 yenes, inequívocamente recibiremos 753 yenes de parte del cajero. 
  • No obstante, la cantidad mínima que sirve para comprar algo, comúnmente, son como 100 yenes. Así que en Japón es útil usar un monedero para todos esos yenes sueltos (algo que nunca hice y me metió en problemas).
  • En restaurantes, etc. olvídate de gaseosas o sodas; lo común es tomar té verde (ocha), el cual puede no ser del agrado de ciertas personas. En todo caso, siempre puedes pedir agua natural.
  • Las servilletas son usadas en restaurantes, pero no en todos; los japoneses generalmente no las usan. En vez de eso, es común que, antes de servir la comida, el mesero distribuya toallas calientes, que son usadas para limpiarse las manos antes de comer (y, en todo caso, durante y después).
  • Generalmente pueden pedirse cubiertos occidentales, pero en lugares pequeños puede que no haya. De cualquier manera es mejor tratar con los palillos; los platillos y los trastes están formulados para usar palillos. Estos pueden requerir práctica para ser dominados. Así que si irás al Extremo Oriente, desde algunos meses ve practicando con un par de palillos que consigas en cualquier lugar de comida oriental.

2 comentarios:

marisol dijo...

Larga vida al blog.

Está muy padre la crónica :)

Gaolga dijo...

uchalas se ven rebuenos esos ramens que tiene la Hiroko yummii