21/12/2005

Ayer, día de concreciones.

Ayer fue un día interesante, bastante variado, en el que se completaron varias cosas que veían venirse.

Por un lado, una propuesta de negocios se ha concretado, al menos de palabra. Por lo pronto, ya tengo chamba para desarrollar; por lo pronto no puedo decir nada, pero sí he de decir que se ve interesante, más de lo que esperaba. El 2006 luce como un año para estar ocupado ^_^... ¿lograré sacar lo $uficiente para arreglar el resto de mi departamento?

Por otro lado, tras una visita a La Cachanilla (¡ayer todavía encontré estacionamiento!), logré no solo constatar que me han depositado por algunos trabajos anteriores :D, sino también aproveché y... compré más regalos y más manga. Ya tengo hasta el no. 9 de Fruits Basket y del 1 al 5 de Love Hina, cuya historia, por cierto, de repente difiere bastante del animé; como era de esperarse, es un tanto más spicy en el manga. Muchos sucesos también acontecen en orden diferente o de manera distinta (incluso a personajes distintos).

En la tarde me tocó prestar mis pésimos servicios como camarógrafo. Verán, el inconveniente de que toda tu familia trabaje en un colegio, excepto tú, es que de cualquier manera te ves involucrado en los grandes eventos escolares, como en la pastorela de fin de año. Y es que, siendo mis padres y hermanos directivos y maestros, y aparte teniendo a sobrinos como 'artistas', algo tenía que tocarme a mí. Hace rato que no manipulaba la camarita y es agradable, hasta el momento en que se te cansa la mano por tenerla alzada casi durante una hora. Al menos alcanzó la batería.

La sorpresa de la noche fue... que se me había olvidado que, el jueves pasado que invité a mi amiga y compañera de "Los Mejores Estudiantes de México 2002", Liz Jaime, a cenar comida italiana, ella y su mejor amiga, Maribel, terminaron invitándome no solo a una posada, sino al organismo que hizo la posada: la Pastoral Juvenil Diocesana. Ayer fui (tras de terminar de leer mis Love Hina ^_^); recibí la llamada de Maribel recordándome del evento como a las 8:00 pm, pero - para qué negarlo - mi primer impulso fue, por supuesto, un "um... mucha gente desconocida... awkward social pressure... lo pensaré dos veces". Pero a fin de cuentas me decidí; digo, si tuvieron la delicadeza de invitarme *y* de hablarme para recordarme...

Pues total que fui. Cuando di con la casa ya estaban rompiendo la piñata. They're a bunch of jolly people, let me say. Obviamente que, no conociendo a casi nadie, me reduje a permanecer contemplando la acción durante buena parte del evento, ya en la piñata, ya en la cena, que por cierto estaba muy buena y hubo de todo... incluso me reconoció uno de los sacerdotes auxiliares del organismo. Debo constatar que las anfitrionas (quienes me invitaron, precisamente) hicieron lo posible para que me integrara. No logré abrirme mucho; cuando mucho pude hacer plática con una persona más, terminando la cena, pero, hey, para una primera vez, incluso haber ido es un logro para mí =P. Sucedió, incluso, que hubo un intercambio de regalos. Liz y Maribel les entregaban a todos, junto con el regalo de intercambio, una cajita azul con algo adentro. La gran sorpresa fue... que también tenían cajita azul para el colado, para mí. Que a fin de cuentas no fue un colado... porque me invitaron, ¿no?, y porque además pretendo integrarme a Pastoral Juvenil; ya está decidido. Si Dios quiere, en enero nos vemos para ver en qué les puedo servir.

Si a esto añadimos la propuesta de la segunda etapa del CETEA, vemos cómo el año 2006 se perfila como uno bastante interesante, lleno de cosas nuevas y ocupaciones; un año para seguir agarrando vuelo y experiencia en varios rubros: en el laboral, en el espiritual e inclusive en el social.

Now if I could just find that person, that'd be a truly wonderful thing... but: will I have the time?


--------------

Ya que en los comentarios anteriores he visto que hay refuego: señores, ciertamente, hay que volver a juntarnos. ¿Cuándo y dónde? Yo digo que en enero, acaso la segunda semana, que es relativamente "lenta" (la primera semana todavía está Reyes). ¿Dónde? Si les parece, yo propongo que sea en un lugar más amplio; verán - y los presentes aquella vez no me dejarán mentir -, en la salita en la que estábamos la semana pasada no caben más de ocho personas. Pero igual podríamos agandallar una sala más amplia, como la del fondo. Como sea, es tiempo de propuestas... that goes for you, who are reading this post.

2 comentarios:

twisted faerie dijo...

Suena bien eso de la segunda semana de enero...y pues no propongo mucho porque no soy la gran conocedora de lugares, pero eso de agandallar la sala grande suena bastante interesante. es lindo agandallar :P

avedeeo dijo...

pues esta la sala grande de ese cafe, o una de las salas del cuarto d, ahi hemos metido hasta 15 personas.

como es que sos tan religioso y lees love hina o_o

el primer tomo es el mejor :)