07/12/2005

Epílogo

Sobre un campo yermo, apenas hace una semana rebosante de vida, se recortan contra el crepúsculo las figuras de los nobles. Con las espadas aún desenvainadas y las lanzas prestas en las manos, ambos se han entregado en la batalla. Habilidades nunca vistas por los vecinos del lugar, aquellos que se atrevieron a acercarse y presenciar la épica afrenta, fueron desplegadas a lo largo de siete días sin parar: corrieron sangre, sudor y lágrimas; caían los árboles, se incendiaban los campos, huían las mujeres y los niños.

Lady Agnes miraba hacia el horizonte, apoyada en su katana, tratando de reposar el espíritu mientras el viento jugaba con sus ondulados cabellos. A unos cuantos pasos a sus espaldas, Sir Sgenius veía hacia el lado contrario, hincado en una rodilla, mientras su mente lo hacía revivir cada paso avanzado y cedido.

La pelea fue justa y honorable. Ambos merecían ganar; eso lo dice la gente. Pero ambos sabían que esto era una lucha hasta el final, que solo uno de ellos se alzaría con la victoria... victoria que finalmente perteneció a


























carajo, todavía no sabemos. Señores jueces, ya posteen sus resultados. El suspenso me mata. XP

No hay comentarios.: